lunes, 29 de mayo de 2017

El Salto del Diablo



Los muchachos bolivarenses solían poner a prueba su temeridad y valor en el espeluznante “Salto del Diablo” del cerro El Chivo, que eran dos altas lajas separadas por un virtualmente insalvable claro sobre un profundo foso con lecho de piedras tan puntiagudas que parecían geológicos puñales de la madre tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario