miércoles, 29 de junio de 2016

Ararat fue su destino

Después de tanto navegar sobre ruedas yacía allí siniestrado o encallado como el Arca de Noé en la florecida montaña de Ararat cuando comenzaron a descender las aguas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada