martes, 18 de junio de 2013

el Jardín de Quiniquea


Cada vez que veía al hombre de Quiniquea, se sentía una flor.  Por eso todo el mundo la deseaba y la disfrutaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada