miércoles, 5 de agosto de 2015

Semiramis


La imaginación colectiva de los Asirios levantó a su soberana un monumento imposible custodiados por palomas y aromatizado por los jardines colgantes de Babilonia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada