lunes, 15 de agosto de 2016

Soledad


Este pueblo ribereño del Orinoco era tan solo que el obispo Antonio María Durán lo consagró como Soledad y para que no se sintiera íngrimo le puso de compañía una réplica de la imagen de la Virgen de la Soledad que habían enterrado los visigodos para librarla de los musulmanes en el siglo V cuando invadieron a España.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada