jueves, 10 de septiembre de 2015

La Quinta Sinfonía


Su mujer se llamaba “Sinfonía” y para completar la composición musical le puso a sus cuatro hijos el nombre de cada tiempo.  A su primera hija la bautizó con el nombre de Allegro; Adagio, la segunda, Minuetto, la tercera  y Rondó, el cuarto y único varón.  Eso le vino una noche que se deleitaba con la Quinta Sinfonía de Beethoven.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada