jueves, 15 de octubre de 2015

Auto-retrato de Sócrates


Sin quererlo, el filósofo Sócrates se hizo un auto-retrato al discutir y comparar  desde el punto de vista utilitario sus sentidos físicos con los de un joven bello.  Así tenemos un Sócrates con ojos brotados como un cangrejo, nariz chata, boca grande, cabeza ancha y traje raído.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada