miércoles, 7 de octubre de 2015

Soberanía

Según las modernas constituciones democráticas, el soberano supremo es el pueblo que la canaliza a través del Parlamento.  De suerte, para que las decisiones parlamentarias sean realmente soberanas tiene que contar por lo menos, de no haber consenso unánime,  con la mayoría absoluta.  De lo contrario serían decisiones mediatizadas con un valor muy relativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada