martes, 16 de junio de 2015

La silla de la abuela rococó


A tía Beca, los parroquianos de la isla le llamaba “la abuela rococó” porque para echarle cuentos a su nieto Marco Antonio, se sentaba en un mueble tallado con figuras de hojas. guirnalda, flores y cupidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada