martes, 30 de junio de 2015

La infinitud del escarabajo

Haldame, quien era un ávido coleccionista de insectos, cambió su profesión de entomólogo por el de Físico al darse cuenta que agotaría su vida sin terminar de inventariar las especies de un coleóptero  llamado escarabajo, el mismo que se le metió en el cerebro a Kafka y con el cual el Mariscal Rommel pensaba conquistar el desierto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada