miércoles, 3 de febrero de 2016

El Boogie Woogie de Mondrian


Mondrian le abrió el camino a Soto para que encontrara el tiempo que había acabado con él cuando bailaba el Boogie Woogie en Nueva York.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada