miércoles, 13 de febrero de 2013

La sonrisa de plata

A ella le resultaba mucho más práctico y barato leer los periódicos en el quiosco de la esquina hasta que un día el pregonero le llamó la atención y ella muy solemne y espléndidamente le pagó con una sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada