sábado, 23 de agosto de 2014

La niña de Mónica





Mónica y su amado  murieron  sangrando en el asiento trasero del auto mientras su niña limpiaba los cañones de los delincuentes para no morir intoxicada por el hollín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada