domingo, 10 de agosto de 2014

Los supersticiosos de la Feria



Leonidas llegó temprano con su carromato a la Feria Orinoku, montó un tarantín para ofrecer sus pieles de León, pero los virtualmente interesados terminaban por desistir imaginando el fantasma de la alfombra convertido en fiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada