lunes, 11 de agosto de 2014

La sirena del Orinoco


Nadie  ha visto a la dama la cola de pez en las bocas del Cariz sino la cara redonda como luna.  No canta ni seduce a los obreros del agua sino que le da buena o mala fortuna según lo decida Dionisio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada