martes, 14 de abril de 2015

El Cuervo y la paloma


Cuando Noé ancló su Arca en el monte Ararat y soltó de primero al Cuervo, éste no volvió agradecido como la Paloma con un ramo de olivo en el pico, porque le habría sacado los ojos al Patriarca  impidiéndole ver durante el resto de los 969 años de vida que tenía pautado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada