martes, 15 de diciembre de 2015

¡Eureka!!



El primogénito Príncipe tiene que aguardar que muera su padre para ceñirse la corona de oro puro,  Arquimides sólo tuvo que desnudase y meterse en la bañera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada