jueves, 3 de diciembre de 2015

Los consabidos cuernos

Cuando la mujer sólo cuenta con un amante, el esposo podría llamarse Unicornio,  cuando dos, vaca mariposa, y cuando se enreda con más de dos, bien le asentaría al consorte los cuernos de un ciervo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada