miércoles, 23 de diciembre de 2015

La codicia rompe el saco


Es el dicho favorito y moralista de la Madre que para ilustrarlo echa el cuento del hombre desconfiado y codicioso que retiró del banco su dinero, lo metió en un saco y cuando se dirigía a su casa se le rompió el costal en medio de la calle con lo cual se beneficiaron todos los transeúntes que por allí pasaban. Por supuesto, lo dejaron pobrecito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada