martes, 30 de octubre de 2012

Cuando el perro muerde a su amo

Este era un perro que no supo por qué había mordido a su amo hasta que apreció que la azotaina sufrida era del mismo tamaño de sus  sentimientos reprimidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada