lunes, 15 de octubre de 2012

En casa de herrero



El herrero desesperado no halló el cuchillo, pero pudo salvarse porque encontró a tiempo un palo con el cual pudo agredir al delincuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada