viernes, 26 de octubre de 2012

El perro que comía manteca

Este era un hombre que robaba perros hasta que por imputado pasó varios días preso y libre bajo la promesa de que nunca más lo haría; sin embargo, sus vecinos lo pusieron en duda y cada vez que se extraviaba un can lo veía de reojo y le enseñaba una tapara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada