lunes, 15 de octubre de 2012

Perseguido por las Parcas

Tanto la invocó que las Parcas sin tregua lo persiguen.  Ahora luce arrependido, justo cuando Átropo está a punto de jalar el gatillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada