sábado, 7 de noviembre de 2015

La Ley del Talión


Que el delincuente sufra el mismo daño por él causado. Es decir:  “Vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano” Literalmente imposible.  Cómo castigar entonces al ladrón, al traidor, al raptador?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada