lunes, 30 de noviembre de 2015

To be or not to be


La primera vez que tuve conciencia de esta frase fue en 1964 cuando la escuché en boca de Richard Burton haciendo el papel de Hamlet en la novela de William Shakespeare  llevada a la pantalla.  Y un buen día que un amigo me preguntó su significado, titubeé, pero luego de pensarlo un poco le dije: imagínate un malandro activo y otro de la misma índole en reposo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada