jueves, 2 de enero de 2014

Fatalidad de Año Nuevo





El inquieto reportero de un periódico salió la noche del 31 de diciembre  en busca del  suceso que nunca falta en la dinámica del tráfago decembrino, pero ¡oh sorpresa!  Al detener su auto ante los destellos de un accidente vial, corrió al lugar y sobresaltado casi se va de bruces lleno de llanto y dolor al ver que era su hija la que yacía sobre el pavimento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada