domingo, 5 de enero de 2014

Fuenteovejuna

El Ladrón violentó la puerta y se introdujo en la vivienda sin percatarse que lo estaban observando. De inmediato cundió la alarma.  Los vecinos acudieron, cercaron al ladrón, lo inmovilizaron y empezaron a castigarlo severamente hasta que llegó la Policía y encontró al delincuente apaleado y sin vida.  Nadie se responsabilizó de lo que evidentemente había sido un  linchamiento.  Todos dijeron haber visto un tumulto agitado sobre el delincuente pero sin identificar individualmente a nadie.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada