martes, 7 de octubre de 2014

Jesús Soto


Me lo imagino integrando las vibraciones de su guitarra santanera a las imperceptibles sonoridades de sus penetrables silentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada