viernes, 1 de mayo de 2015

Ormuz y Ahrimán



La lucha entre el bien y el mal data desde el principio del hombre en la tierra y se manifiesta de infinitas formas y maneras.  Yo hace tiempo milito al rescoldo de la inextinguible lámpara persa de Ormuz siempre asediada por los recios chubascos de Ahrimán, opuesto a la luz de la verdad, la bondad, la salud y la justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada