martes, 13 de enero de 2015

El cantar de los cantares


Penélope pudo resistir con nobleza múltiples seducciones no obstante la ausencia de Odiseo  y otro tanto hizo la bella pastorcita Sulamita.  Quien no pudo esperar más de cinco años que estuvo de viaje Hans Christian Andersen, fue Jenny Lind, el Ruiseñor de Suecia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada