martes, 20 de enero de 2015

Ironía del país feliz


Este era un país de 30 millones de habitantes cuyo Presidente a cambio de petróleo pidió a sus acreedores 90 mil millones de dólares que repartió otorgando tres millones  a cada uno de los habitantes que hoy  están muy felices y contentos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada