domingo, 18 de enero de 2015

Estación de verano

No hay otro culpable de la sequía  agreste de los campos  que el señor Plutón por haber raptado a la preciosa Proserpina dejando  marchitado el verde y floreciente corazón de Ceres.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada