sábado, 31 de enero de 2015

Vini, vide, vinci

César vino a mi morada, vio maravillado el esplendor de mi jardín y tras batallar con el Jardinero se apropió de la rosa más radiante,


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada