viernes, 21 de diciembre de 2012

Fosforito

El joven que pagaba condena por el delito culposo  de haber provocado el incendio de una tienda con la ignición de un artificio pirotécnico, salió al patio de la cárcel El Rodeo, oteó el horizonte y al observar un arco iris en todo su esplendor no pudo ocultar su emoción y  pidió perdón por la fatalidad de un fosforito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada