domingo, 30 de diciembre de 2012

Genocidio


Una vaca descarriada pasó casualmente por el Matadero y vio cómo su raza era víctima del genocidio más espantoso. Horrorizada por lo que había visto se reintegró de nuevo a su rebaño y por la noche se produjo una consternada conferencia que culminó con la ruina del hacendado, pues todas las del rebaño se refugiaron en la Embajada de la India.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada