viernes, 26 de julio de 2013

El gran remedio para un carterista

Colombo, un carterista profesional, se libró de ser condenado a sufrir prisión en la Cárcel de Vista Hermosa, pero de todas formas el Juez de su causa lo sentenció a usar guantes gruesos en sus manos  cada vez que apareciera en pú­blico durante los próximos cinco años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada