miércoles, 24 de julio de 2013

La muerta despertó roncando en el ataúd


La vieja Catalina, ya octogenaria, fue dada por muerta este fin de semana y su cuerpo transportado a una fu­neraria. Más tarde, un em­pleado oyó ronquidos en el ataúd.  Alarmado se acercó a ver y del susto pegó un grito tan agudo que la anciana resucitó y preguntó: “Carajo, señor,  qué le pasa???”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada