jueves, 18 de julio de 2013

Una Viuda Viaja con su Muerto


"Lidia querida: cuando muera, ordena la Incineración de mi cadáver. Llévame contigo siempre, sin obstáculo para tu felicidad. Y si algún día vuelves a contraer matrimonio, arroja mis cenizas al mar, o bien, para que las peine el viento, en lo alto de cualquier montaña".  La viuda, joven y bella, no piensa en segundas nupcias ni  cree que lo hará.  “Sería como pegarle cuernos al difunto” exclama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada