domingo, 16 de noviembre de 2014

El Ambicioso


La ambición llevada hasta los extremos del Rey Midas condujo a aquél señor al hambre torturante sin que pudiera siquiera tocar los más exquisitos manjares servidos sobre su mesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada