viernes, 14 de noviembre de 2014

El padre permisivo


David, rey de Israel, tuvo con su esposa Maach, al niño Absalón, a quien prodigó excesivo amor, tanto que fue capaz de perdonarle el asesinato de su hermano Ammon, así como su constante conducta violenta y perversa, incluso quiso perdonarlo cuando confabulado con otro oficial del Ejército pretendió destronarlo, pero su Generalísimo Joob, lo capturó cuando huía y le atravesó  el corazón con su lanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada