martes, 18 de noviembre de 2014

Un burro sin oído musical



La bruja perversa le transformó en orejas de asno sus propias orejas  naturales y todo por haber decidido mal el Juez en un concurso musical.  Algo así como la descomunal nariz de Pinocho por equivocar la verdad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada