lunes, 24 de noviembre de 2014

Oro, incienso y mirra

Colón no se equivocó.  Somos el Paraíso.  Tenemos oro negro y dorado más que suficiente para poder importar el incienso y la mirra que nos hacen falta para orar por una Venezuela libre de odios y persecuciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada