sábado, 17 de agosto de 2013

Delincuente precoz



A sus ocho años, Tony fue detenido por robar nuevamente, es decir, por octava vez un automóvil y causar  50 mil bolívares en daños cuando chocó contra un camión y dos cercas. Tras ser devuelto a su madre, volvió a ser detenido dos días después por robar otro vehículo, chocar con otro automotor y darse con otra cerca. La policía tiene sus dudas de si se trata de un caso de perseve­rancia vocacional, simple rutina o falta de imaginación del precoz caco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada