martes, 6 de agosto de 2013

Un pez del Orinoco con aire de intelectual

Un lau-lau que lucía un bello par de anteojos de hombre ra­na fue pescado en el estuario orinoquense  por el marino de una barcasa. Lo más extraordinario del ca­so es que las gafas se hallaban colocadas en posición correcta en la cabeza de este lau-lau con aires de in­telectual. A juzgar por la cica­triz causada por el elástico, el pez las llevó puestas un tiempo bastante largo, probablemente un año o más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada