viernes, 2 de agosto de 2013

Justicia a contrapelo



La duquesa primero son­rió, y habló suave y coque­tamente, pero al ver que el policía de todas maneras le iba .a extender 'una boleta por mal estacionamiento, le profirió una palabra, irreproducible. Más tarde, la Duquesa Marina Lante Della Royere, dijo que la palabra se la dirigió, no al policía, sino a su acompañante masculi­no. Pero el juez Aniello La Mónica no la creyó. El Magistrado condenó a la Duquesa de 34 años, dueña de una boutique, por insultar a funcionarios pú­blicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada