martes, 20 de agosto de 2013

Por Glotona

Una culebra pitón de casi cuatro metros de largo mu­rió en el Morichal de Caratero, después de tragarse una cabra preñada. El niño hijo del guardián del Morichal vio que la enorme serpiente comenzó a engullir a la cabra por la cabeza y los cuernos del animal perforaron órganos vitales del reptil. Luego de muerta al niño se burló de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada