domingo, 1 de septiembre de 2013

Club de hombres subyugados

¿La novia no te deja ni respirar? ¡Es hora de emanciparte! Foto: Thinkstock

Aterrorizados por el poder creciente de la mujer y el peligro de  re­torno al matriarcado, un grupo de bolivarenses asiduos contertulios del bar “My-Hay-My,  decidió preservar su libertad masculina contra las exigencias políticas y domésticas de la mujer moderna, fundando un Club de hombres subyugados. En el proyecto nunca concretado revelan sus propósitos de ayudar a sus compañeros de infortunio, "paralizados por el yugo femenino" y a defender y recuperar las libertades perso­nales en la vida cotidiana. "No estamos contra las mujeres, por el contrario, las amamos,  pero nos oponemos a ser avasallados. Queremos una verdadera igualdad.  Sostenemos igualmente el principio de salario igual pa­ra trabajo igual, pero también que paguen cuando sa­len a la calle con nosotros y que no se gasten todo el di­nero del marido en las peluquerías o en ropas costosas y que no nos impongan un horario militar en el hogar".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada