miércoles, 18 de septiembre de 2013

Un ladrón decente


Un honrado pa­dre de familia, está buscando al hombre al que asaltó en su propio au­tomóvil y despojó de 1.260 bolívares.  El hombre lla­mó telefónicamente a la redacción de “El Bolivarense” para informar que el día de huel­ga de transportes, cuando volvía a su casa en su auto­móvil recogió en una esquina a un desconocido. Mientras viajaban, rumbo al barrio La Sabanita, el que acababa de subir se que­dó dormido, y el dueño del vehículo notó que '<fingiendo estar dominado por el sueño" se le echaba encima. El de­nunciante, convencido de que había recogido a un ladrón, se palpó el bolsillo del pantal­ón donde lleva habitualmen­te su cartera y notó que no la tenía. Decidido a recuperar su di­nero, disimuladamente tomó un alicate y simulando estar armado exigió al desconocido que tenía a su lado: "Vamos. Rápido. Venga la cartera...". El otro, despertado brusca­mente, extendió al dueño del automóvil la cartera, abrió la portezuela y se arrojó del auto. Cuando el hombre que hace el relato llegó a su casa contó a su mujer todo lo ocurrido y, para corroborarlo, extrajo del bolsillo la recuperada cartera. Sólo entonces advirtió que no era la suya..., que en reali­dad el asaltante 'había sido él. Preocupado, llamó al diario para tratar de ponerse en contacto con la víctima involuntaria­mente despojada por él,

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada