martes, 17 de septiembre de 2013

Muerto de Risa

Alex Coello, de 50 anos, se murió de la risa. Brígida informó a la Policía que  su esposo  estaba disfrutando una comedia por televisión. De repente comenzó a reír, se estaba riendo tanto y tan auténticamente que finalmente, dio una tremenda carcajada y se des­plomó muerto.  La Dirección de la planta, al enterarse, expresó su sentimiento de pesar. Pero la viuda manifestó que agradecería  a la TV  que haya hecho tan feliz los últimos momentos del difunto. "Todavía puedo oír reír a Alex y es un hermoso recuerdo".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada