domingo, 22 de septiembre de 2013

Deuda demasiado demorada y pesada

Donato, el repartidor de leche a domicilio, harto de que su proveedor le exigiera la cancelación de una deuda por el suministro del producto, decidió pagarle con 102 kilogramos de monedas de un bolívar contenidos en una bolsa de lona. El productor rechazó el dinero que sumaba 36 mil bolívares, de todas maneras, Donato lo vertió en el piso de su casa considerando que estaba cumpliendo con el pago, pero su acreedor José Báez Esteves llevó e/ caso a un juicio que concluyó después de la muerte de ambos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada